¡Sigue el blog!

Prólogo

PRÓLOGO
LO QUE SIGNIFICA SER SALVADO



Déjame contarte un secreto. A veces un escritor se equivoca tanto en su historia que tiene que empezar a contarla desde el principio otra vez. Eso fue lo que le pasó a Dios.
Eso fue lo que te trajo a este día. Eso fue lo que me permitió nacer.
En la plaza, las espadas relampaguean y braman como truenos. Las abejas reina arden en llamas de hielo. La sangre se esparce como césped en un jardín. La luna muere teñida de carmesí en un cielo oscuro y vil. En lo alto de la torre, los Tres Dragones condenarán a los aesirianos o les darán una nueva oportunidad. Sin importar qué elijan, la suerte de sus existencias ya está echada. El fin se acerca a ellos.
Dolor tras dolor. Herida tras herida. Traición tras traición. Esta vez ninguna de estas desgracias ha sido un error. Esta vez en medio de las tinieblas los Dragones han encontrado el camino correcto. Solo queda ver si la ruta los ha salvado a ellos.
Así que antes de que todo acabe, antes de que alcancemos el punto donde Dios decidió rebobinar para que yo entrara en la historia, déjame contarte...


«... lo que significa ser salvado».


"Los Hijos de Aesir: El canto del Dragón" © 2015-2017. Ángela Arias Molina

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Muchas gracias por leer este capítulo de "Los hijos de Aesir". Puedes ayudar a la autora al calificar la lectura en la barra de calificación (está un poquito más arriba). O mejor aún ¡deja un comentario! Toda crítica constructiva es bienvenida. ¡Muchas gracias!
*Los trolls no serán alimentados*

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
¡Sigue el blog!